Loading...

“Haciendo Hacenderas”, Trabajo Colectivo e identidad en el medio rural, es un proyecto piloto realizado durante los meses de mayo, junio y julio de 2015 en los municipios de Chatun y San Martin y Mudrian, en Segovia.

Las hacenderas son trabajos de utilidad común al que acude todo el vecindario de un municipio. Son comunes en numerosos municipios de Castilla y León, Asturias o el País Vasco, en los que el pueblo se organiza para limpiar caminos, acondicionar acequias, etc, siendo una oportunidad para el encuentro y la fiesta. Existen numerosos pueblos que conservan esta costumbre, adaptándola a las nuevas realidades del medio rural.

Aun así, muchos pueblos están perdiendo esta práctica, como otras muchas relacionadas con la cultura campesina, y personas mayores, y no tan mayores, recuerdan con nostalgia esta actividad, y recuerdan el sentimiento de unidad y pertenencia que generaba en los municipios, sobre todo los pequeños.

Ante esto, el proyecto ha planteado una propuesta de trabajo para el fomento de la sostenibilidad social a través de la puesta en valor y recuperación de las hacenderas. En él se ha mostrado esta costumbre a los niños y niñas a través del relato de sus mayores, y se ha posibilitado el diseño y elaboración de una hacendera por parte de los niños, motivando estos además a la comunidad para implicarse en el cuidado colectivo y mantenimiento de sus bienes comunes.

Asimismo, partimos de la hipótesis de que el proceso de acción – transformación sobre el territorio realizado por los niños y niñas favorece su apropiación de este y la construcción de una identidad rural positiva. Conocer el espacio en el que se habita e intervenir sobre él, genera apego y respeto hacia este. Además, cuando se hace colectivamente, supone una oportunidad para el fortalecimiento y la vertebración del tejido social de la comunidad, repercutiendo de manera positiva en la sostenibilidad social del territorio.

Poner en valor la tradición de la colaboración en los pueblos puede resultar una clave para la supervivencia y el desarrollo de estos.

El proyecto se ha articulado sobre la base de un proceso de investigación-acción-participativa que integra elementos de otras disciplinas y enfoques teóricos, como la etnografía, el aprendizaje dialógico, el design thinking y la indagación apreciativa, posibilitando tanto el análisis de la realidad y la recuperación de saberes, como la generación y desarrollo de propuestas por parte de los niños y niñas, integrando análisis, transformación y juego.

Finalmente, se ha culminado el proceso con la realización de una hacendera, impulsada por los niños y niñas. Un acontecimiento significativo para la comunidad, con posibilidades de reproducción futura.

Las conclusiones obtenidas tras la realización del proyecto también han servido para el desarrollo de la guía de implantación (descargar aquí) que puede servir para orientar procesos futuros.

En la actualidad estamos iniciando el proceso en 5 municipios mas de la comarca de la Tierra de Pinares segoviana, nuevamente con el apoyo  de las escuelas campesinas de Segovia y en esta ocasión también con la Fundación COTEC para la Innovación, que ha seleccionado el proyecto entre casi dos mil propuestas de España y y latinoamerica, en su convocatoria de innovación abierta.

Confiamos en que el proyecto continué fomentando la cultura colaborativa de los pueblos, fomentando también  una  identidad rural en positivo e incidiendo en la prevención de la despoblación.