Loading...

LA CAJA DE ARENA, conectándonos con nuestro yo interior

Usamos la técnica de la caja de arena en el proyecto Senda, de acompañamiento en procesos de cambio personales y familiares. Nuestra experiencia está basada en el uso de la caja con peques y adolescentes.

La caja de arena o Sandplay es una técnica basada en las teorías de Jung y Loweneld y fue creada por Dora Kalf. En la caja los niños y niñas representan sus mundos interiores de manera simbolica

Se presenta a la persona una caja, recipientes con arena seca y mojada, agua, figuras y objetos que sirven para representar distintas situaciones. La premisa que damos es que se puede crear lo que la persona quiera, nosotras solo estamos acompañando el proceso, en silencio, respetando el ritmo, el tiempo y estilo empleado.

De esta manera se crea un espacio propio donde el niño o la niña pueden representar miedos, pensamientos, creencias y formas de entender su mundo y su vida de manera tridimensional. En ocasiones esa representación es estática o se va modificando según la persona va avanzando en su propio proceso.

Para nosotras casi todas las sesiones con la caja de arena son momentos especiales porque no dejamos de sorprendernos ante la capacidad que tienen los niños y niñas de representar simbolicamente y poner palabras ante esa representación de cómo se sienten. Casi siempre ellos y ellas comienzan a jugar sin pensar mucho que están haciendo hasta que visualizan el resultado final y nos lo explican, y mientras, van descubriendo qué ha surgido en este momento  tan personal que han experimentado. En ocasiones se sorprenden de lo que han creado porque consiguen sacar algo que no podían explicar con palabras.

Con la caja de arena sabemos que cualquier niño o niña va disfrutar y seguramente pedirá repetir en poco tiempo, la conexión con la arena y las figuras, ese momento tan íntimo es una experiencia de disfrute para ellos y ellas como para nosotras.